La práctica Taoísta del Huevo de Jade

Por Myriam Peña

Práctica Taoísta del Huevo de Jade

Estos días he recibido varias preguntas en relación a la práctica Taoísta del Huevo de Jade. Esta práctica es diferente a la del huevo de obsidiana y también a la de otras terapias que se hacen a través de los huevos vaginales. No es que sea ni mejor ni peor, pues no se trata de una competición; simplemente, es diferente.

Para mí todas estas otras prácticas tienen una razón de ser y tienen todo mi respeto.

 

Yo misma me he experimentado en el uso de los huevos desde otras perspectivas distintas a la taoísta y he extraído aprendizajes de ello; un día ofreceré un taller con todo lo vivido con el fin de compartirlo.

 

Las mujeres nos estamos descubriendo en nuestro cuerpo y en nuestra sexualidad, y los huevos, nos abren todo un abanico de posibilidades dignas de ser exploradas. Todas ellas son válidas en la medida que nos nutran y nos amplifiquen.

 

Simplemente, es que la práctica del Huevo de Jade es distinta en el sentido de que aúna un saber milenario propio del Tao donde se trabaja con movimientos muy específicos, respiraciones, puntos y meridianos, entre otras cosas.

No se trata de introducir el huevo y dejarlo; sino que implica una serie de pasos meditativos posteriores en los que la mujer está activa en ellos, afinando su conciencia.

 

Esta práctica, por si sola, fuera de toda la sabiduría Taoísta, no tiene sentido porque no se llega a comprender en su profundidad.

 

⛔️ No es una gimnasia (como a veces se ha dicho) pues los Taoístas no comprendían el hecho de ejercitar únicamente lo físico ya que para ellos el Ser Humano era un TODO. Precisamente, la base del pensamiento taoísta es que somos un micro cosmos fascinante y complejo.
El pensamiento que separa sus partes y las trata a cada una por su lugar como si no tuvieran nada que ver la una con la otra, es meramente occidental.


Por esta razón enseño la Práctica del Huevo de Jade en el retiro
«El Tao Erótico de la Mujer» en el que hacemos una iniciación a las prácticas propias de la Sexualidad Femenina Taoísta.

En este retiro, nos iniciamos juntas en la Práctica Taoísta del Huevo de Jade, de manera que tú aprendas lo necesario para seguir con la práctica en tu hogar y así evolucionar con ella en tu cotidiano.

Retiros Escuela de Mujeres

Escríbeme a myriam@escuelademujeres.es para que te de + detalles y para que te explique cómo reservar tu plaza.

¡Te espero!

Deseo que encuentres aquí un lugar de Inspiración, Expansión y de Transformación como Mujer.

Con Amor, 

Myriam

¿Quieres una lectura que te ayude en tu inspiración como mujer?

Una gran parte de esta destilación la hago a través de la escritura que comparto con el resto del mundo a través de mi libro
«La Mujer Oceánica» Ediciones Gaia.

La Mujer Oceanica

Que puedes encontrar fácilmente en las librerías de España, México, Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador y Chile.

También lo puedes conseguir a través de Amazon.

Comparte este artículo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Todos los derechos reservados.
La Propiedad Intelectual de este artículo corresponde a su autora Myriam Peña, quedando totalmente prohibida su copia o reproducción, total o parcial, sin la autorización expresa y por escrito de su autora.
Puede compartir este artículo libremente citando su fuente o enlazándolo directamente a esta página.

Myriam Peña Sanchez-Garrido

Myriam Peña Sánchez-Garrido

Creadora de la Escuela de Mujeres® y autora del libro «La Mujer Oceánica»
Es pedagoga especializada en Sexualidad Femenina y cuenta con una larga experiencia en educación. Vivió un tiempo en Asia en busca de la unión entre la sexualidad y la espiritualidad; allí estudió y trabajó en la escuela de Mantak Chia y se adentró en la sexualidad femenina taoísta.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Ana Pérez ludwig

    Quisiera participar en el taller de Girona, te agradeco toda información referente a contenido, precios y logística del taller
    Un abrazo

    1. Myriam

      Hola Ana,

      ¡Bienvenida! Te he respondido vía mail.

      Estamos en contacto.

      Recibe un abrazo de mi parte,

      Myriam

Deja una respuesta